Seguidores de mis paranoias...

martes, 13 de noviembre de 2012

La visita del mes

No, no os voy a hablar de mi regla.
Aunque estoy en esos momentos de necesidad de chocolate a todas horas. Puta pérdida de sangre. Me deja sin energías y con ansiedad de comer a todas horas comida insalubre.

Este fin de semana he tenido visita: ha venido mi hermana mayor de Mallorca a verme.

Antes de todo decir que me dolia la teta izquierda, porque el jueves me hicieron la punción esa. Me salió un pequeño moratón (y eso que me puse hielo las 5 horas que me dijeron) y me dolió toda la tarde del jueves y casi todo el viernes. Me dijo que me tomara una pastilla si dolía pero opté por sufrir. Si puedo evitar drogarme, mejor.
Estoy muy tranquila porque tras cada pinchazo decía que sólo sacaba grasa.

Y volvemos a mi hermana...
Nada más recogerla del aeropuerto el viernes (festivo en Madrid), nos fuimos al centro a desayunar, en el Vips de Gran Vía. Luego dimos una vuelta larguísima por el centro hasta llegar a casa a comer, que había dejado del día anterior hechas unas lentejas.

Después acabamos en el centro comercial comprando para hacer postres.

Al volver a casa nos encerramos en la cocina y, mientras cotorreábamos dándonos novedades sobre lo que acaecía en nuestras vidas, íbamos dándole forma a un simple bizcocho y a una caja de medio litro de nata para montar hasta convertirlo en un brazo de gitano, tras minutos interminables de batir la nata a mano y por turnos hasta que quedase montada para poder rellenar el bizcocho:

 Sí, quedó enorme. Tan largo como la nevera y ancho como 1/3 de ella. Aunque la presentación no quedó igual que en el modelo que seguí. Pero juro que lo intenté, ¿eh?


Delicioso. Todos los ingredientes se pueden encontrar en el Alcampo, inclusive el estabilizante de nata. Y en vez de utilizar cáscara de limón, utilicé una ampolla de aroma de limón, que mezclamos mientras montábamos la nata. 100% EFECTIVO y sin grumos, para el que no tenga thermomix, como yo. Que no tengo ni batidora de varillas eléctrica... hasta que cobre, ¡¡mwahahaha!!

Tras 4 horas cocinando postre, patatas gratinadas al horno y una coca de trampó (que me enseñó a hacer la masa), cenamos y nos fuimos "pronto" a dormir, que había que madrugar para ir al día siguiente a...

TOLEDO.



Allá que fuimos a las 11 de la mañana con una amiga, que quería comprar una espada.

Doscientos kilómetros caminados después, dando vueltas y vueltas sin encontrar lo que queríamos y desviándonos del camino, cada vez, justo cuando íbamos a llegar al punto donde queríamos llegar, y tras unas ochocientas fotos, ya de noche, nos metimos en el coche y conduje de camino a Madrid.
No teníamos hambre. Sólo ganas de llegar a casa y dormir. Pero había quedado con Karate, así que acabamos en su barrio cenando y tomando algo.
Hasta no muy tarde porque teníamos que madrugar el domingo también porque nos esperaba un día muy largo en...

EL ESCORIAL, VALLE DE LOS CAÍDOS, RASCAFRÍA Y EL RETIRO.

Sí. Mi hermana, Karate y yo. Fuimos al Escorial a desayunar. Llegamos sobre las 9h y ese chocolate ardiendo era tan necesario para nosotros como el respirar. Qué viento helado. Qué puto frío de los cojones.
Luego de morirnos un poco por problemas en el riego sanguíneo por el Escorial acabamos en el Valle de los Caídos donde nos cobraron 5€/u para no ver nada, porque coincidía con la misa de los domingos y no nos dejaron pasar a la zona más bonita de la basílica. Y como no somos masocas, no queríamos esperar 1h y cuarto a que terminara en la puta calle con esa puta rasca en la puta montaña, nos fuimos un poco más alto, donde estaban todas las nubes: al Puerto de Navacerrada. Y como era poca nieve y poca niebla la que había, subimos algo más hasta llegar a Rascafría, donde caminamos un poco más tirándonos bolas de nieve, corriendo, haciendo en gilipollas y gritando como niños pequeños... descansando después con un caldo super caliente, una cazuela de chorizos fritos y un pincho de tortilla.


Como el frío era poderoso, las nubes demasiado grises y la carretera muy húmeda, decidimos poner rumbo al centro hasta que llegase la hora de dejar a mi hermana en el aeropuerto.
Acabamos en el Parque del Retiro. De las cosas que le faltaron por ver del centro que no la llevé el viernes.
Vimos la super exposición que tienen ahora de... MIERDA, en el Palacio de Cristal.

 ¿Spiderman ha pasado por aquí?

En serio...

¿ARTE?

Tenían una cuerda de este tipo atada por las columnas del palacio, con un cartel de "NO TOCAR" porque, joder, ¿y si una de esas cuerdas acaba más abajo de donde el artista dijo que debía ir?

Pero lo mejor era un felpudo de tierra y hierba seca que había tirado en el suelo en medio de la nada. La gente le hacía fotos y la segurata no dejaba de decir: "no toquéis, es la obra del autor. No toquéis, es arte. No toquéis por favor. Podéis hacerle fotos pero no toquéis".

....


No, ahora en serio... no que la segurata se tomara super en serio su trabajo de decir a la gente que no tocara ni se limpiara los piés en ese puto felpudo de tierra y hierba seca.

Sinó que la gente... LE HACÍA FOTOS.

Teníamos un puto campo de árboles detrás nuestra, en medio del centro de Madrid, con unos árboles preciosos con los colores del otoño. La hierba húmeda por este clima travieso y frío. Ardillas correteando de árbol en árbol buscando un humano que les diera frutos secos.
Y van a hacerle fotos a un maldito felpudo de hierba seca que daban ganas de prenderle fuego con el frío que hacía.

Al salir, y justo donde ponía el cartel de "no tocar", un niño corría feliz jugando con la cuerda sin soltarla, de lado a lado.
Qué falta de respeto.
Por suerte nadie notó la diferencia.


Pero ya sabía que en el Palacio sólo ponían mierda "moderna". La única exposición que he llegado a ver era una del PLÁSTICO.
Se componía de un montón de sillas de plástico colgadas de cuerdas desde las columnas en forma de mierda colgante.

Arte. Y nosotros gilipollas.


Y bueno, luego dejamos a mi hermana en el aeropuerto y Karate y yo acabamos con unos amigos jugando a los bolos hasta tarde, con todo el cansancio, cenando super tarde y me tocó cagar por la madrugada, obligándome a dormir muy poco y pagarlo en el trabajo.

Ayer lunes dormí toda la tarde desde que llegué del curro y empalmé con la mañana de hoy. Estaba muerta y el dolor de cabeza no ayudaba (ni ayuda, me sigue doliendo).
Y hoy ya es otro día... ha empezado fatal. Encima me han dado por culo (literalmente) en la revisión de la operación. Estoy perfectamente ya.
Y esta tarde me apuntaré al gimnasio. Hay una serie de gimnasios Low Cost por 20€ por Madrid. Son como el Ryanair de los gimnasios. Tienen de todo, clases, máquinas, monitores, etc... pero pagas por ducharte, por taquilla, por todo (creo que respirar viene incluido en el precio, lo voy a preguntar)...dicen que se paga por todo pero en la web dicen que viene incluido. Esta tarde lo comprobaré.

Saludos y hasta la próxima. Me pasaré por vuestros blogs estos días.

.

3 comentarios:

ARY dijo...

Menudo brazo de gitanooooo...Aunque si te soy sincera empalaga mogollón para mi gusto, pero es que el tuyo tiene tan buena pinta...Y eso que a mi me encanta ir al retirooo...bueno la ultima vez que fui detrás de un árbol había una parejita de novios adolescentes (llenos de granos) haciendo el acto...Flipaba en colorines en mis tiempos tenía a su edad una caja de gusanos de seda y ahora la tienen pero de condones! Algo flipante! En fin...me voy con la música a otra parte, me alegro de que estés mejor! Un besito!

Pitt Tristán dijo...

Tan divertida como siempre.
Saludos.

Carlos Oliver dijo...

Omg! que rico >_<
Essta entrada te ha quedado muy a lo viajeros que no quiero faltar eh? xD) asi con comida, con lugares... todo muy llamativo *o*

pd: que cago en tu captcha aghhh
pd2: soy el pape, cuanto tiempo! que me haa dado por buscartee y veo que sigue la cosa igual, me alegro ^^